Si me buscas posiblemente estaré con un libro perdida en algún pequeño punto del mapa, A veces incluso...escribo...
"La gente es como los libros, hay libros aburridos, libros para leer una sola vez y libros a los que siempre vas a querer volver"

lunes, 15 de febrero de 2016

Nuevo Amanecer: Capitulo 8, parte 2

¿Cuando deje de ser normal?


Me despierto en mitad de la noche, no encuentro mi portátil encima de la cama, me bajo de ella y camino por el pasillo, al llegar al salón lo encuentro vacío, la cocina esta igual, llamo a mi tío pero no obtengo respuesta, voy a su cuarto y se encuentra igual que el resto de la casa, lo mismo que el de Jake y Rachel.

Estoy completamente sola, me han dejado sola.


Deambulo por la casa sin saber qué hacer, ni el teléfono ni las luces funcionan, las fotos familiares que me dio Sue están desperdigadas por el salón.

Intento abrir la puerta principal para salir, pero esta cerrada, el porche de mi habitación igual, no entiendo nada, huela a humo, hay fuego, ¿ pero cómo?,.

Corro a la cocina con la esperanza de poder abrir la ventana..... esperanzas en vano... me estoy agobiando, cada vez hay más humo en el ambiente y no encuentro el foco.
Cojo una de las sillas de la cocina y la golpeo repetidamente contra la ventana hasta que se hace añicos.

Lloro, golpe el cristal con los puños,


El humo se hace cada vez más espeso y me cuesta respirar, continuo golpeando cada vez con menos fuerza,entonces les veo: Jake, Adam, Sue,Rachel, Paul, el reto de la manada, mi padre, mi abuelo, Emily con Tom en brazos, Mark  y delante de todos Logan y Zed, ambos con un mechero en la mano.


-¡Ayuda!¡Sacarme de aquí!- les grito, les pido ayuda, golpeo con las palmas de las manos, las tengo rojas, me duelen, cada bocanada de aire es humo, toso, como respuesta recibo una sonrisa burlona por parte de los dos-¡Sacarme de aquí!¡Zed, sácame de aquí!


Desaparecen y aparece mi madre muy cerca del cristal, su mirada es triste:- Pensaba que eras más fuerte- dice y se marcha hasta desaparecer entre el bosque.


-¡Mama!¡Ayúdame!- no veo nada, me pego al cristal todo lo que puedo-¡Soy fuerte!


Reaparecen Logan y Zed igual de cerca de la ventana y repiten la misma frase:-Pensaba que eras más fuerte- ellos no se van, se quedan mirando como el fuego llega a la cocina y mi desesperación crece, toso, grito, pido compasión pero ellos solo me miran.



Noto que me mueven por los hombros:- Anna, despierta- dice una voz angustiada.

Me incorporo de golpe y veo a Jake en la oscuridad, le abrazo y él me acaricia el pelo- tranquila, solo ha sido un sueño.

-Era tan real, había mucho humo y nadie me ayudaba- digo contra su pecho, tu mirabas y no me ayudabas- sollozo- ni Zed, ni Logan, ellos se reían.


Por miedo a que el sueño se repita, le pido a Jake que se quede conmigo, él no duda y se sienta a mi lado en la cama, falta un par de horas para que amanezca y no consigo volver a dormirme, el humo y la imagen de las fotos de familia ardiendo no me dejan.


Jake se ha quedado dormido, evito despertarle y me dirijo a la cocina para prepararme otra infusión.

La taza humea y el calor invade mis manos, salgo al porche, desde hay escucho el leve ronquido de Jake,El poder sentarme en la mecedora elimina un poco la presión de mi pecho, con un suave balanceo, consigo volver a dormirme.


El sol de la mañana termina por despertarme, entro de nuevo  en la habitación con la taza en mano, todo el contenido se ha caído en el porche, veo que Jake sigue dormido.


-Jake, Jake- le muevo ligeramente- Jake, despierta


Se despierta sobresaltado, sin saber donde esta-¿Qué pasa?


-Lo siento, son las 8, ¿ no tienes que irte?


-Joder- dice saltando de la cama y sale corriendo de mi cuarto, al segundo vuelve a asomarse por la puerta-¿Tú bien?


Asiento, me lanza un beso y me deja sola.


Evito pasar por la cocina, aunque el olor a tostadas es intenso, salgo a la calle, necesito abrir todas las puertas de casa y me siento en los escalones.

Recojo el periódico del día y una noticia llama mi atención.

"Se cumplen 10 años desde el gran incendio forestal"

"Diez años del incendio forestal que devoró gran parte de la belleza natural de nuestro bosque, actualmente no se conocen las causas del suceso..."
" Las fuentes locales siguen esclareciendo que fue intencionado pero nunca se llegaron a encontrar pruebas concluyentes..."
" El paraje natural ha recobrado gran parte de su belleza incendiada pero muchos lugareños perdieron sus casa de campos, las cuales muy pocas han sido reconstruidas..."

Doblo el periódico y entro en casa.Hoy vuelvo a casa de mi padre, a pasar el día que le prometía a Tom.



La visita de hoy ha sido muy tranquila, he estado la mayor parte del tiempo jugando con Logan y Tom a un juego de cartas, en la que el pequeño nos hacia bastantes trampas, mientras escuchábamos a Emily tocar el piano.
Incluso me ha convencido para cantar: "Someone Like you" de Adele, cosa que provoco que Tom se aburriera y se fuera a jugar al Jardín.
Estos pequeños momentos me general una gran paz, se esta acercando la hora de comer, hoy he decidido ir por la mañana para ayudar por la tarde a Sue a limpiar, después de mi "canción", salgo de nuevo al Jardín, dejando a Logan y  Emily entonando otras canciones más desconocidas para mi.

Tom esta aprovechando que hace calor, y le han encendido un aspersor para jugar, básicamente evitar mojarse sin mucho exito.

Me siento en la puerta mientras le veo correr, siento que alguien se hace hueco a mi lado, pero no es Logan, es Mark:
- Hola, se que no hemos empezado con buen pie- me dice mirándose las manos

-Pues no la verdad- le miro sus manos, se le ve nervioso- me alegra que me dirijas la palabra.

-Lo siento,¿vale?- veo que intenta mantener la calma-me ha sido difícil asimilar que tengo una hermana, es que hace un par de semanas no sabía de tu existencia, y luego llegas así muy deprisa y más sabiendo que puedes quitarme el puesto de líder.

-Tranquilo, yo no quiero ningún puesto, ni aquí, ni en la Conchinchina.

-Puede sonar egoísta, pero me alegra escuchar eso, pareces agradable y a Tom de lo has ganado.
-¿Algún día te ganare a ti?- levantamos la mirada a la vez.

-Puede ser, ¿Sabes hacer galletas?- Dice sonriendo

-Sí y magdalenas, tartas.... la repostería creo que es lo único que se hacer bien.

-Hazlas y ya me tienes medio-ganado, pero ya mañana que te voy a devolver a casa- se pone de pie y me ayuda.
Creo que tendremos finalmente una buena relación, como decía mi tía: A un hombre hay que conquistarle por el estomago.




No hay comentarios:

Publicar un comentario